Perú expulsa a embajador de Venezuela por ruptura del orden democrático en el país



El gobierno peruano, anunció este viernes la expulsión del embajador de Venezuela en Lima, Diego Molero, por la “ruptura del orden democrático” que el país está atravesando, lo que conllevó también destitución del encargado de negocios de Perú en Caracas, Carlos Rossi.

Ambos representantes tienen un plazo de cinco días para abandonar los respectivos países, generando así una tensión entre Estados.

Molero, estaba asumiendo el cargo de embajador desde octubre de 2014 y anteriormente fue embajador en Brasil.

Tal expulsión, había sido solicitada a principios de semanas por el Congreso de Perú, dejando así una firme posición de insistir en el restablecimiento de la democracia venezolana.

“El Gobierno peruano ratifica su firme disposición de continuar contribuyendo a la restauración de la democracia en Venezuela”, indicó el gobierno a través de un comunicado.

La perspectiva de Perú hacia Venezuela, dio un giro radical, luego de que el actual presidente Pedro Pablo Kuczynski, se instaurara en el poder en el 2016, en reemplazo del nacionalista Ollanta Humala, quien era percibido como un aliado de Maduro.

Por esto, el gobierno venezolano, califica como “enemigo” del país a Kuczynski, acusándolo de ”interferir continuamente en asuntos internos”.

Por su parte, el actual presidente peruano, no ha dejado de denunciar la crisis humanitaria en Venezuela, como consecuencia de la escasez de medicinas y alimentos, que se ha registrado en el país bajo el mandato de Maduro.

La expulsión del embajador de Venezuela en Lima, había sido considerada por el gobierno peruano como parte de las medidas unilaterales que se estudiaron durante la reunión de cancilleres, quienes además afirmaron el rechazo del establecimiento de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en Venezuela, esto, de acuerdo las declaraciones dadas por el canciller de Perú, Ricardo Luna.

Luna, por su parte, ha expresado, en nombre del Gobierno peruano, su “pleno respaldo y solidaridad” con la Asamblea Nacional, la cual, en su mayoría de parlamentarios, son opositores y “democráticamente electos”.

¿Qué te parece?