ONU estudia cómo aplicar políticas más activas para acabar con el hambre

Este lunes, el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial de la ONU, inició su sesión anual, en Roma, a fin de debatir una forma de aplicar políticas más activas que acabe con el hambre, el cual, en 2016, aumentó por primera vez en 13 años.

Amira Gornass, presidenta de esa plataforma antigubernamental y en la que también están representados el sector privado y la sociedad civil, indicó durante la inauguración, que la comunidad internacional “no está en camino” de lograr la eliminación del hambre a pesar de las voluntades y esfuerzos.

El pasado año, el conflicto alimentario afectó a 815 millones de personas en el mundo, lo que fue 38 millones más que en el 2015, este incremento contrasta con la tendencia a la baja registrada durante más de una década.

“Los conflictos ponen a mucha gente en situación de desnutrición crónica, suelen durar mucho tiempo y derivan en crisis prolongadas, con consecuencias a largo plazo”, señaló Gornass.

Lugares como el noreste de Nigeria, Sudán del Sur, Yemen y Somalia, 30 millones de personas están al borde de la hambruna, por lo que Gornass exhortó la necesidad de tratar estos conflictos, y otras causan que generan el hambre y la malnutrición.

“Tendremos que aumentar nuestro impacto en el terreno y trabajar juntos en los distintos sectores. Los países tienen que pensar más en conjunto sus políticas”, indicó.

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, consideró que existen “las herramientas y los compromisos” para lograr erradicar el hambre, por lo que apoyó invertir en el mundo rural, para que esa población pueda prosperar.

 

 

 

Con información de LP

¿Qué te parece?