Carlos Vecchio: La mayoría de países consideran que la Constituyente profundizará la crisis



A pesar que el régimen de Nicolás Maduro quiso sabotear la sesión de “consulta” de cancilleres que se realizó ayer en la Organización de Estados Americanos, el coordinador político de Voluntad Popular Carlos Vecchio explicó que la crisis de Venezuela seguirá en la agenda de la OEA y será tema de debate en la Asamblea General de la OEA que tendrá lugar en México.

Nota de prensa

“La observación de los cancilleres de la región sobre nuestro país va a continuar de manera permanente a pesar que un pequeño grupo de países quiso evitar que continuara. El régimen de Maduro intentó evitar que la reunión en la OEA se diera, pero no pudo. Actualmente todos los países de la OEA reconocen que hay una crisis que debe ser atendida y que la OEA debe involucrarse” destacó Vecchio.

Por otro lado, explicó que la propuesta de fraude constituyente de Maduro llevó a la mayoría de los cancilleres de la región a fijar posición en el sentido de que la misma profundiza la crisis y que por lo tanto debe ser retirada. “Hay consenso sobre el peligro que representa la constituyente para Venezuela. La mayoría de la región sostiene que esto no soluciona el conflicto y que contiene expresiones antidemocráticas que agravará la situación y por lo tanto piden reconsideración de esa propuesta o retirarla de la agenda política”.

Vecchio destacó que la presión internacional sobre Venezuela seguirá no solo dentro del marco de la OEA sino en otras instancias. “Muchas de las aproximaciones que plantearon los Estados es la posibilidad de crear un grupo de países que propongan soluciones para resolver la crisis y que pueda visitar Venezuela. Esto no se terminó aprobando, pero muchos países lo plantearon. Además los países del Caribe en su proyecto de resolución pedían la reconsideración a la propuesta de la Constituyente”, agregó.

En relación a la falta de consenso que se registró ayer, Vecchio resaltó que “como venezolanos hubiésemos esperados posiciones más avanzadas, pero así son los tiempos diplomáticos y lo importante es que la crisis venezolana seguirá en la agenda de la OEA y de toda la región . Y esa atención es gracias al esfuerzo de millones de venezolanos quienes luchan en la calle pidiendo libertad.

¿Qué te parece?