Autor del atentado en Nueva York estaba vinculado al estado Islámico y se radicalizó en EEUU

Este miércoles, el gobernador Andrew Cuomo, informó que el autor del atentado de Nueva York, que dejó ocho muertos al embestir a ciclista y peatones con una camioneta, estaba vinculado al Estado Islámico y se radicalizó en Estados Unidos, donde vivía.

El agresor, fue identificado como Uzbeko Sayfullo Saipov de 29 años.

“Es un depravado cobarde y estaba asociado con el ISIS”, expresó Cuomo.

Fuentes policiales informaron para The New York Time, que el atacante dejó cerca del vehículo una nota manuscrita en árabe, en la que declara lealtad al EI.

El presidente Donald Trump, quien calificó al asocial como “enfermo” y “perturbado”, ya había evocado al grupo yihadista a través de su cuenta en twitter.

“No debemos permitir que el EI regrese, o entre, a nuestro país después de derrotarlo en el Medio Oriente y otras partes. ¡Suficiente!”, indicó.

Saipov llegó a Estados Unidos en 2010 y dispone de residencia permanente.

Por su parte, el presidente de Uzbekistán, Chavkat Mirzjioyev, prometió cooperar con la investigación y dio su pésame a Trump y las familias de las víctimas.

Varios centenares de ciudadanos de esta exrepública soviética de mayoría musulmana integran grupos yihadistas en Irak y Siria, según los servicios de seguridad rusos.

“Muchos padres no dejaron a sus hijos venir a clase hoy”, cuenta Ana Pacheco, una estudiante de 17 años de la escuela secundaria Stuyvesant, que queda frente al lugar del ataque.

“Da mucho miedo porque donde sucedió esto es donde el equipo de atletismo corre todos los días. Si el ataque hubiese sido 30 minutos después todos estarían heridos”, expresó

“Mi padre solo me pidió que me cuide, estaba inquieto. Ayer mis amigos y yo estábamos a media cuadra del atentado, escuchamos el choque y vimos al atacante salir y agitar sus armas, nos fuimos corriendo”, relata su amigo Lucca Arnella, de 16 años

Para Megan Brosterman, una habitante del barrio de 38 años, el atentado es un miedo que se ha hecho realidad, pero como muchos neoyorquinos, no piensa cambiar su rutina e insiste en que la vida sigue.

“Tengo miedo. Esto está pasando en todos lados y ahora aquí. Ha sido uno de mis miedos desde que sucedió en Londres y ahora es real. Pero no puedo cambiar mis costumbres por esto. Tengo hijos pequeños, la vida sigue”, afirma mientras sostiene la mano de su hija de cuatro años, vestida con un disfraz de hada rosa al día siguiente de Halloween, el día de brujas.

A las 15H05 (19H05 GMT) del martes el atacante ingresó con una camioneta de alquiler blanca en la ciclovía que bordea el río Hudson, donde turistas y locales disfrutaban una soleada tarde de otoño boreal, y luego se estrelló contra un bus escolar.

Salió de la camioneta sosteniendo dos pistolas falsas y gritó “Allah Akhbar” (Dios es grande), antes de ser baleado en el abdomen por un agente y ser detenido, dijo la policía de Nueva York (NYPD), que indicó que no buscaba a otro sospechoso. Fue operado y se espera que sobreviva, según la prensa local.

Policías, bomberos y ambulancias rodearon la zona del atentado, mientras padres preocupados huían con sus hijos de una escuela cercana, bajo el tronar de las sirenas y el sobrevuelo de helicópteros.

La cancillería argentina confirmó que cinco de los ocho muertos eran sus ciudadanos, mientras que otro resultó herido. Se trata de un grupo de amigos que celebraban 30 años de egresados de la Escuela Politécnica de la ciudad de Rosario.

Una mujer belga murió y otros tres ciudadanos de ese país resultaron heridos, indicó el gobierno de Bruselas. También se informó de un alemán herido.

El ataque fue el primer acto vinculado al terrorismo en Nueva York desde la explosión de una bomba casera en septiembre de 2016 en Chelsea, que dejó 31 heridos leves, Por ese acto, un estadounidense de origen afgano, Ahmad Khan Rahimi, fue condenado por terrorismo a mediados de octubre.

La vigilancia policial fuertemente armada se intensificó en la ciudad de 8,5 millones. Nueva York, corazón financiero y una de las ciudades que atrae más turistas en Estados Unidos, vive en constante alerta.

El desfile programado por Halloween se realizó como planeado, aunque bajo una presencia policial extrema, y Cuomo ordenó iluminar el World Trade Center con el rojo, blanco y azul de la bandera estadounidense “en honor a la libertad y la democracia”.

 

 

 

 

Fuente: LP

¿Qué te parece?